gallery/foto 1_resize
LIFE + Posidonia Andalucía, su conservación está en tus manos

 

Posidonia oceanica es una planta marina endémica del Mediterráneo. En el sur peninsular y Andalucía la podemos encontrar desde Punta Chullera, en el término municipal de San Roque (Cádiz), donde encontramos las últimas praderas del Mediterráneo hasta Almería, en su límite con Murcia. Se trata de una planta que está en peligro de extinción por la acción del ser humano. Con el objetivo de frenar esa regresión en 2011 arrancó LIFE + Posidonia Andalucía.

 

LIFE Posidonia Andalucía es un proyecto europeo nacido de la necesidad de poner fin a la regresión de las praderas de Posidonia oceanica que podemos encontrar en el Mar Mediterráneo Andaluz, y que se ha desarrollado entre los años 2011 y 2016. El proyecto se ha desarrollado en nueve Lugares de Importancia Comunitaria del Mediterráneo Andaluz en las provincias de Málaga, Granada y Almería. 

Este proyecto ha sido financiado a un 69% por la Unión Europea, con fondos LIFE, y ha sido coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Entre sus socios están la Consejería de Agricultura y Pesca, la Agencia para la Gestión Agraria y Pesquera, la Agencia de Medio Ambiente y Agua, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, CIRCE, la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores, la Federación Andaluza de Armadores Pesqueros y ha sido cofinanciado por CEPSA.


1. ¿Qué es la Posidonia Oceanica?
La Posidonia oceanica es una planta endémica del Mar Mediterráneo, y que en Andalucía la podemos encontrar en Punta Chullera en su extremo más occidental (límite entre San Roque y Manilva), y en el levante almeriense en su extremo más oriental. Se trata de una planta marina cuya importancia radica en ser el pulmón de nuestro litoral, llevando a cabo para ello la misma función que tienen los bosques terrestres, absorber el CO2 y convertirlo en oxígeno, creando a su alrededor todo un boom de biodiversidad, y propiciando la proliferación de especies, como las salpas, morenas, castañuelas, pintarrojas, pulpos, sepias, caballitos de mar, barracudas entre otras… que o bien se alimentan en ellas, o bien se protegen en ellas de los depredadores. 
 
Muchas de estas especies son, además, especies comerciales, por lo que no sólo estamos hablando de la Posidonia como planta marina importante para nuestro ecosistema, sino también a nivel económico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FOTO IZQUIERDA. La estrella de mar es una de las especies que podemos encontrar en estas praderas. (crédito: David Alarcón). FOTO DERECHA.  Las hojas de la Posidonia tienen un crecimiento medio de 1 centímetro al año. (crédito: David Alarcón). 

 

En cuanto a su importancia ecológica, las praderas tienen varias características, la fundamental, la ya comentada de secuestro de carbono y oxigenación de las aguas, pero además, son las responsables de la protección de las playas contra la erosión, al mismo tiempo que regeneran la arena a medio y largo plazo, dotando a los litorales dónde la podemos encontrar de una calidad que a su vez, es atracción a nivel turístico.

Esta planta marina cuenta además con la peculiaridad de crecer muy lentamente, alrededor de un centímetro al año, por lo que una pradera sana es el resultado de siglos de crecimiento, y de ahí la importancia de su conservación, debido a la dificultad de su regeneración y la importancia de poner freno a su deterioro por causas antropogénicas. 

En el proyecto se han llevado a cabo acciones de tipo técnico y de tipo divulgativo en las provincias de Almería, Málaga y Granada las primeras; y además de las mencionadas, en Cádiz, Huelva y Sevilla las de carácter divulgativo, acciones que ha llevado a cabo CIRCE, entidad científica erradicada en el Campo de Gibraltar, donde la exposición estuvo en municipios como Algeciras y San Roque. 

Esta planta marina, responsable de depurar nuestro litoral, y su beneficio económico se ha estimado en más de 43.688 euros al año por hectárea. 

(*). Este dato, extraído del estudio de la Agencias de Gestión Agraria y Pesquera ha sido una de las bases de la campaña de divulgación, esta planta no sólo es importante a nivel ecológico, sino también a nivel económico y la cultura, la economía y en definitiva, la forma de vida de muchos rincones del Mediterráneo tienen su futuro ligado a la de esta fanerógama marina. 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Posidonia oceanica tiene también una importancia vital en nuestra economía. (Crédito foto: David Alarcón). 

El estudio se ha llevado a cabo analizando la proporción de hectáreas de Posidonia oceanica en relación a los ingresos por actividades como el submarinismo, el turismo, la venta de especies de pescado vinculados a las praderas, así como la calidad de sus playas a la hora de atraer turismo. 
 (*) Dato extraído del estudio socioeconómico realizado, dentro del ámbito del proyecto LIFE + Posidonia Andalucía, por la Agencia Pública de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía. 

 

1.1. ¿Porqué desaparece la Posidonia oceanica?

A día de hoy, en el Mar Mediterráneo andaluz las praderas están en peligro. Se ha podido comprobar como en las últimas décadas la regresión ha sido muy elevada en el número de hectáreas, hecho que ha sido constatado en lugares tan destacados del litoral como Maro Cerro Gordo (límite Málaga-Granada), o en el extremo más occidental, con las praderas de Estepona, Manilva y San Roque, donde prácticamente quedan áreas a nivel simbólico. A día de hoy, en los Lugares de Importancia Comunitaria del proyecto quedan unas 6.000 hectáreas de Posidonia oceanica. *

(*) Dato extraído de la cartografía realizada, dentro del ámbito del proyecto LIFE + Posidonia Andalucía, por la Agencia Pública de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía. 

Son varios los factores que están haciendo desaparecer las praderas de Posidonia oceanica de nuestros fondos marinos. La mayor parte de ellas, son por daños al medio ambiente provocados por el ser humano. 

Calentamiento global. A medio y largo plazo, el calentamiento de nuestros mares es una causa de desaparición de las praderas de Posidonia, ya que esta planta marina milenaria tiene una naturaleza muy delicada, y no sobrevive a los cambios de temperatura. Necesita una temperatura y salinidad estable, de ahí que, de forma natural, sea más complicado encontrar grandes praderas cuando nos vamos acercando al Estrecho de Gibraltar.

- Algas invasoras. Son varias las especies exóticas que se están adentrando en el Mediterráneo. Caulerpa cylindrae, Caulerpa taxifolia, Asparagopsis taxiformis son sólo algunos de estos nombres y que están colonizando las zonas donde habitualmente se asienta la Posidonia. No deberían estar aquí, pero las limpiezas de acuarios, el fondeo en zonas tropicales y traslado de los barcos al Mediterráneo fundamentalmente han sido las causantes de que en el Mediterráneo exista un grave problema de invasoras. 

- Vertidos. La Posidonia, como planta que es, necesita llevar a cabo la fotosíntesis, y los vertidos de fecales o de combustibles enturbian el agua, impidiendo que la luz solar filtre y llegue a la planta, con el resultado de muerte para la misma. También los vertidos de salmuera son letales para las praderas, ya que cambian las condiciones del agua, matando la pradera a medio plazo. 

Arrastre. La pesca de arrastre cuando se lleva a cabo de manera ilegal, por debajo de los 50 metros de profundidad, destruye lo que la naturaleza ha tardado siglos en levantar. También el fondeo de embarcaciones de recreo sobre las praderas las acaban destruyendo, por el garreo del ancla. 

- Procesos erosivos en el litoral. Uno de los factores de la desaparición de las praderas son los procesos erosivos que se llevan a cabo en el litoral, por dragados de fondos y obras fundamentalmente, que propician una sedimentación sobre las praderas que las va destruyendo poco a poco. 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

FOTO IZQUIERDA Los vertidos de Salmuera a largo plazo, destruyen las praderas de Posidonia oceanica. (Credito: David Alarcón). 

Foto DERECHA. La pesca de arrastre cuando se hace por debajo de los 50 metros de profundidad tiene consecuencias desastrosas para las praderas. (Credito: David Alarcón). 

 

2. ¿Porqué LIFE + Posidonia Andalucía?

Son varias las acciones realizadas en el marco del proyecto y un objetivo fundamental, el de poner freno a la desaparición de las praderas de Posidonia oceanica en el Mar Mediterráneo. Estas acciones se pueden resumir en dos, las de tipo técnico y las de divulgación. 

 

2.1. Acciones técnicas. Llevadas a cabo por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio; la Consejería de Agricultura y Pesca; la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera y la Agencia de Medio Ambiente y Agua. 

Entre las acciones de tipo técnico, la más destacada es la de cartografiar los fondos marinos de los diferentes Lugares de Importancia Comunitaria del proyecto (LIC), en total 9.  Estos son Fondos Marinos Bahía de Estepona, El Saladillo Punta de Baños, Calahonda y Maro Cerro Gordo en la provincia de Málaga; Punta Entinas Sabinar, Bajos de Roquetas, Cabo de Gata-Níjar, Islote de San Andrés y Fondos Marinos del Levante Almeriense. 

También en los LIC se ha llevado a cabo de forma paralela una actualización demográfica, así como un estudio sobre el terreno, llevado a cabo por técnicos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua y por voluntarios de la red Posimed-Andalucía, creándose una red de seguimiento con campañas en diversas estaciones del año. 

En el apartado técnico, destaca también la creación de arrecifes artificiales, con el objetivo de disuadir la pesca de arrastre ilegal. Estos arrecifes se han colocado en dos de los LICs con más incidencia pesquera en la regresión de las praderas, los Bajos de Roquetas y en Maro Cerro Gordo. 
Por otro lado, también se han instalado 41 fondeos ecológicos por todo el Mediterráneo andaluz con un doble objetivo, frenar la proliferación de algas invasoras adheridas a las anclas y por otro lado, evitar la destrucción por garreo del ancla de Posidonia en los puntos de fondeo habitual de clubes de buceo o de pescadores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los técnicos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua han llevado a cabo diversas labores de seguimiento del estado de las praderas dentro del proyecto. (FOTO: Juan Manuel Salazar).

  
2.2. Acciones de Divulgación. Llevadas a cabo por CIRCE; la Unión Internacional Para la Conservación de la Naturaleza (UICN); así como por los pescadores, representados en la Federación Andaluza de Cofradías Pesqueras (Facope) y la Federación Andaluza de Armadores (Faape). 
Si el objetivo fundamental de LIFE POSIDONIA ANDALUCÍA ha sido el de poner freno a la regresión de las praderas en todo el litoral Mediterráneo andaluz, las acciones de divulgación son una herramienta fundamental para alcanzar ese objetivo, ya que la mayor parte de las causas de la desaparición de la Posidonia son de naturaleza humana. 

Dentro de las campañas de divulgación, se ha llevado a cabo la elaboración de materiales de divulgación, que han sido supervisados, elaborados y aprobados por un comité de expertos formado por científicos, educadores ambientales, docentes y profesionales de la comunicación. Estos materiales han sido distribuidos por todo el litoral andaluz en el marco de las diferentes acciones llevadas a cabo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FOTO IZQUIERDA. La educación ambiental durante las giras ha tenido un importante programa de visitas de centros escolares. (FOTO Carolina Jiménez). Foto DERECHA. La exposición ha sumergido sin mojarse a más de 20.000 personas. (FOTO: Pauline Gauffier). 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante la gira por mar se ha explicado lo previamente mostrado en la exposición sobre el terreno. (FOTO Juanma Salazar).  

-    Festivales: Han sido 3 los festivales desarrollados en el marco del proyecto. Nerja, Almuñécar y El Ejido fueron las ciudades elegidas por el Aula del Mar de Málaga quien llevó esta acción para la UICN. Durante estos festivales se llevaron a cabo varias actividades encaminadas a la divulgación de la importancia de la conservación de las praderas de Posidonia oceanica. 

-    Giras por tierra:  Desde CIRCE se han visitado más de 30 localidades en Andalucía con motivo de la exposición itinerante, de ellos, dos estaban en el Campo de Gibraltar; Algeciras, como visita simbólica al ser el último eslabón del Mediterráneo, y San Roque, localidad que cuenta con las últimas praderas documentadas.  Dentro de las giras realizadas, la población escolar ha sido uno de los focos de atención más importantes, con la visita en San Roque de medio millar de niños a la exposición.  Esta campaña itinerante ha buscado un objetivo claro, el de poder llevar a la población local de cada municipio el mensaje “Posidonia es futuro” y ese futuro está en nuestras manos. En los últimos 40 años la regresión de la Posidonia oceanica en el litoral mediterráneo andaluz ha sido un hecho, y ese hecho preocupa debido a que en Andalucía, nuestra principal fuente de ingresos, el turismo, puede verse amenazado por las consecuencias de la desaparición de esta planta marina. Nuestro litoral depende de su supervivencia, y nuestro litoral es nuestro principal atractivo turístico. Ese ha sido, en resumen, el mensaje enviado durante más de 18 meses de gira repartidos en 3 años por seis provincias de Andalucía, con una exposición en la cual se ha “sumergido” sin mojarse a más de 22.000 personas (12.000 de ellos escolares en grupos concertados) para ver, de primera mano, la situación actual de las praderas de Posidonia en el Mediterráneo andaluz. 

-    Giras por Mar. Desde Estepona a Garrucha se han visitado 13 puertos andaluces con la goleta Else, un barco de época, atractivo, y que ha servido, mediante visitas guiadas, charlas y salidas al mar, una herramienta para la divulgación de la importancia de la conservación de los fondos marinos sobre el terreno, tanto para público general, como para profesionales, tanto buceadores, como pescadores. Los puertos visitados fueron Estepona, Marbella, Fuengirola, Benalmádena, Málaga, Caleta de Vélez, La Herradura- Almuñécar, Motril, Adra, Almerimar- El Ejido, Bajos de Roquetas, Almería, San José – Cabo de Gata, Carboneras y Garrucha. 
 
3. Comunicación. 


A nivel de prensa, de forma paralela a las giras, el departamento de comunicación de CIRCE ha realizado una campaña de información entre la población general, con más de 50 notas de prensa enviadas y medio millar de impactos en medios de comunicación, tanto locales como regionales. 

Para la realización de las notas de prensa, entre los distintos socios y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se creó un comité de comunicación, que trazó una estrategia a seguir durante los cuatro años del proyecto en los que se llevarían a cabo acciones de divulgación. 

Mediante esa campaña informativa, no sólo se ha invitado a los habitantes de los diferentes municipios a visitar la exposición, también se les ha explicado la importancia de la posidonia, los factores que están llevándola a su desaparición, así como qué podemos hacer cada uno de nosotros para revertir esa situación de regresión. 

Por los datos obtenidos en la exposición, muchos de los visitantes se habían informado mediante los medios de comunicación locales. 
 

 

 

gallery/foto 3_resize
gallery/foto 4_resize
gallery/foto 5_resize
gallery/foto 6_resize
gallery/foto 7_resize
gallery/foto 8_resize
gallery/foto 9_resize
gallery/foto 10_resize
gallery/foto 2 (2)_resize